Berlín en 4 días: Reichstag y excursión a Postdam

Reichtag

El buen tiempo del que habíamos disfrutado durante nuestra primera jornada en Berlín se había terminado. A partir de entonces, todo lo que nos esperaba en la capital alemana y cercanías era frío, mucho frío. ¡Pero eso no nos iba a impedir disfrutar del viaje! Más teniendo en cuenta que hoy nos tocaban dos platos fuertes de nuestro itinerario: la visita al famoso Reichstag y la excursión a Postdam.

Visita al Reichstag

Nada más despertarnos comprobamos que estaba lloviendo y hacía viento, una espléndida combinación que no nos descorazonó lo más mínimo -aunque nos hizo abrigarnos a conciencia-. Nuestro hotel en Berlín estaba lo bastante próximo al Reichstag como para acercarnos caminando y eso hicimos, aunque llegamos algo ateridos de frío, para qué negarlo…

Reichstag

El edificio del Reichstag, con su cúpula transparente y su ajetreado trajín político nos estaban esperando, al igual que una amplia cola de turistas. No tuvimos problemas para acceder; tras pasar un control similar al del aeropuerto nos introdujimos en el edificio y subimos en ascensor hasta la cúpula. Allí puedes escuchar la historia del recinto gracias a una de las audioguías gratuitas.

Mi consejo es que, si sólo queréis visitar el Bundestag, reservéis en la página oficial del Reichstag. Es recomendable reservar con bastante antelación y podréis escoger horario para realizar la visita. Sin embargo, si preferís realizar una visita más completa del Reichstag, podéis reservar una visita al distrito del parlamento

Reichstag en Berlín

El recorrido circular superior os permite no sólo conocer la historia del lugar, sino también contemplar unas buenas vistas de la ciudad. En nuestro caso, la panorámica estuvo pasada por agua, pero no dejó de merecer la pena.

Bundestag
Bundestag
Reichstag en Berlín

Tras la visita, decidimos acercamos a la estación de metro más cercana y ahorrar fuerzas para la excursión que teníamos prevista a continuación. La línea U55 es una extensión de otra línea mayor y tiene tan sólo tres paradas: Hauptbahnhof (donde nos alojábamos), Bundestag y Branderburg Tor. Regresamos a la estación central para tomar un tren que nos llevaría a Postdam.

Excursión a Postdam

Postdam es una excursión bastante interesante y es perfecta para dedicarle un sólo día, ya que se encuentra muy cerca de Berlín, a unos 40 minutos. Como siempre, podéis realizar la excursión por vuestra cuenta u optar por un tour guiado en español de Berlín a Postdam mediante el cual os aseguréis de aprovechar al máximo los puntos turísticos de la ciudad.

En la estación de Postdam nos armamos con un imprescindible pretzel, los famosos panecillos en forma de lazo.

Pretzel alemán

También, adquirimos un mapa y nos dispusimos a recorrer la ciudad a pesar de que el mal tiempo persistía. Hay que decir que la lluvia incesante condición bastante nuestra visita; a pesar de ir bien equipados, lo cierto es que poco a poco se nos fueron entumeciendo las piernas y las manos. Sin embargo, os dejo los principales puntos de interés de nuestra visita para que sepáis qué ver si os dejáis caer por allí.

Postdam
Postdam

Para empezar, lo mejor es dirigirse hasta el centro de Postdam y pasar por el Brandenbur Tour, una versión reducida de la famosa puerta berlinesa que, desgraciadamente, se encontraba en construcción. No tuvimos mucha suerte con las «puertas de Brandenburgo», ya que la de la Berlín sufrió un corte eléctrico y no pudimos verla iluminada por la noche.

Postdam
Parque Sanssouci - Postdam

Teníamos muy claro que la principal visita a realizar en Postdam era el parque Sanssouci, una bella área natural en medio de la cual se erige el Palacio Sanssouci, cuyas salas suelen compararse con el Versalles francés. Por un fallo de planificación y horarios no pudimos acceder al interior, pero ya os digo que sólo contemplar el edificio y sus jardines merece la pena.  

Palacio Sanssouci - Postdam
Palacio Sanssouci - Postdam
Palacio Sanssouci - Postdam
Palacio Sanssouci - Postdam
Palacio Sanssouci - Postdam

Regresamos al centro de la ciudad para comer algo y después visitamos el Barrio Holandés (Dutch Quarter), con sus edificios de ladrillo tan característicos. Este conjunto arquitectónico es el mayor de este estilo fuera de los Países Bajos; resulta muy agradable pasear por sus calles, y además se encuentra muy cerca del centro de Postdam.

Postdam
Barrio holandés Postdam
Barrio holandés Postdam

A continuación, tomamos un tranvía para llegar al Glienicker brücke (puente de los espías). El puente Glienicke cruza el río Havel y toma su nombre del palacio de Glienicke. Históricamente tuvo un papel relevante, ya que este puente sirvió a los Aliados durante la Guerra Fría como enlace entre Berlín Occidental y Postdam. Tanto estadounidenses como rusos emplearon dicho puente para realizar los intercambios de espías durante esta época, de ahí su sobrenombre.

Postdam - Glienicker puente
Postdam - Glienicker puente
Postdam - Glienicker puente

A pesar de faltarnos muchas cosas por ver de Postdam, decidimos regresar a Berlín y aprovechar el resto del día en la ciudad. Pero como veis, aunque dispongáis de medio día, podéis aprovechar para ver algunos de los puntos más interesantes de esta ciudad. ¡Y si podéis dedicarle más tiempo, mucho mejor!

Regreso a Berlín

De vuelta a Berlín, optamos por realizar buena parte del paseo por el recién descubierto barrio al sur del puente Oberbaum. El día anterior nos había llamado mucho la atención, de modo que continuamos paseando por la zona. Aquí, tanto mi pareja como yo tuvimos tiempo para visitar algunas tiendas relacionadas con nuestros hobbies. No faltó la tienda de Warhammer, aunque debo decir que sobre todo recorrimos varias tiendas de vinilos para lograr mi capricho. Iba a la caza de un disco del grupo Alphaville, uno de mis favoritos, y finalmente cumplí conseguí llevarme el Forever Young a casa.

Qué ver en Berlín
Berlín

El final del día transcurrió en la zona de Alexanderplatz y sus mercadillos. A pesar del frío había muy buen ambiente y las calles y plazas estaban a rebosar.

Alexanderplatz
Alexanderplatz
Alexanderplatz

Finalmente, tomamos algunas imágenes nocturnas -Berlín se presta mucho a ello, ya que es tremendamente fotogénica por la noche-. El desenlace perfecto para nuestra segunda jornada en Berlín. Al día siguiente nos esperaba una dura visita a Sachsenhausen, el campo de concentración que está más próximo a la ciudad. 

Alexanderplatz

Descubre mis otros artículos de viajes sobre Alemania…

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's