‘Holmes & Watson’ – humor nada elemental

Holmes & Watson

Antes de comenzar me veo en la obligación moral de reivindicar mi habitual ausencia de haterismo cinéfilo: soy una amante del cine y, en mayor o en menor grado, suelo encontrar virtudes en un film, incluso en aquellos que no terminan de convencerme. Por esa razón, si os digo que no soy capaz de hallarle puntos a favor a Holmes & Watson, entenderéis el grado de decepción que ha supuesto ver esta cinta dirigida por Etan Cohen (no confundir con Ethan Coen, por favor).

Sherlock Holmes (Will Ferrell) continúa cosechando éxitos en los casos de investigación criminal con la inestimable ayuda de su compañero John Watson (John C. Reilly). Cuando parece que Moriarty (Ralph Fiennes) ha desaparecido por fin de escena, otro asesino amenaza con atentar la vida de la la reina (Pam Ferris).

Holmes & Watson

¿Eres tú, Sherlock?

Primero de todo, alguien tendrá que explicarme la presencia de Ralph Fiennes en este despropósito (algo parecido podría preguntar sobre Rebecca Hall, Hugh Laurie o Steve Coogan). Creo que ni el propio actor ni los guionistas tenían muy claro esto mismo, pues Moriarty es una figura que pasa sin pena ni gloria -más bien con altas dosis de lo primero-, a bandazos de los caprichos de una trama que pretende hilarse a base de gags. ¿El problema? Ninguno de estos logra resultar hilarante o mínimamente gracioso.

Sabemos que el humor es algo muy subjetivo; de hecho, no dudo que habrá quienes encuentren simpáticos los intercambios soeces entre Holmes y Watson. Es curioso, porque el desarrollo cómico está tan torpemente llevado a cabo que bromas que deberían provocar al menos una sonrisa se quedan en una cuestión de vergüenza ajena.

Esta sensación se perpetúa a lo largo de las casi dos horas que dura el filme. Tan sólo un acertado gag, prácticamente al final, consiguió dar en la diana, pero a esas alturas de la función debo decir que ya estaba demasiada exhausta de emitir algo parecido a la risa viendo Holmes & Watson.

Holmes & Watson

Doblando a Holmes & Watson

No descarto -aunque no sea la culpa exclusiva- que una de las razones por las que soportar el humor de la película se me hiciera tan cuesta arriba fuera el doblaje: en esta ocasión, Will Ferrell es doblado por Santiago Segura, mientras que Florentino Fernández hace otro tanto con John C. Reilly. Si recordáis lo sucedido con School of rock tendréis una clara dimensión del efecto final de las bromas.

Conclusión Babelium: Holmes & Watson es como si un grupo de amigos se grabaran diciendo bobadas bajo los efectos del alcohol -o de algo más fuerte-. Sólo les hará gracia a los implicados -exceptuando a Ralph Fiennes- y, si me apuras, a aquellos que tengan la risa muy, muy fácil. El resto de aspectos del film -diseño de producción, ambientación, etc.- quedan a la sombra de un producto con el que parece que los actores logran tocar fondo en su carrera como cómicos.

Ficha Holmes & Watson Filmaffinity

Trailer Holmes & Watson

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's