‘Cementerio de animales’ – terror que emerge de las profundidades

Cementerio de animales

Aunque ni las expectativas ni las ideas preconcebidas deberían alterar nuestro juicio sobre una película, lo cierto es que la objetividad es un terreno pantanoso. Si dejamos a un lado los aspectos técnicos o la calidad inherente de un filme, existe todo un espectro de “síes” y “noes” condicionados por nuestro criterio subjetivo y nuestro bagaje anterior; por suerte, a la hora de ver Cementerio de animales, iba escasa de equipaje emocional.

Soy una lectora asidua de las novelas de Stephen King pero, a día de hoy, Cementerio de animales es una de mis lecturas pendientes. Dejada fuera de la ecuación la comparativa con el material literario, escogí acogerme al bloqueo total antes del pase de prensa: ni trailer, ni sinopsis, ni versión del 89. Vamos, que no tenía ni idea de que iba la cosa. Nunca sabré a ciencia cierta hasta qué punto esto ha influido en la sensación que me ha provocado el filme de Dennis Widmyer y Kevin Kölsch, pero sí puedo asegurar que es una de las películas de terror de estructura sumamente convencional de las que he salido más satisfecha.

Terror a la muerte

Louis, Rachel y sus dos hijos se mudan a un pequeño pueblo de Maine esperando empezar una nueva vida más tranquila. Sin embargo, pronto descubren que a escasa distancia de su hogar se encuentra un tétrico cementerio de animales. Las circunstancias harán que la familia Creed tenga que enfrentarse a un horror que parece provenir del más allá.

Que la muerte es una constante -y una entrometida- en la vida es algo que aprendemos en cierto punto de la niñez. No sé vosotros, pero para mí las cosas cambiaron en el momento en que tomé conciencia de que mis padres morirían algún día; Ellie, la hija mayor de los Creed, empieza a cuestionarse sobre la vida y muerte, algo a lo que sus padres pretenden dar respuesta con enfoques muy distintos.

Louis Creed es un hombre práctico y racional, acostumbrado a lidiar con situaciones de vida o muerte en su trabajo como doctor; por otro lado, su mujer Rachel vive bajo el trauma de la terrible experiencia que la marcó de pequeña y que le hace pensar que existe algo más tras la muerte. Puntos de vista enfrentados que no congenian a la hora de dar respuesta a la curiosidad natural de una niña de nueve años. Y de nuevo, la esencia de Stephen King, maestro a la hora de lidiar con nuestros mayores temores y de no tener compasión para someter a la infancia a la pérdida de la inocencia.

Cementerio de animales

La exploración de nuestros mayores miedos

Cementerio de animales es una película que sale triunfal en la tarea de ponernos los pelos de punta, no tanto por esos sobresaltos sobresaturados de efectos sonoros, sino por su planteamiento y el desarrollo bien orquestado al que conducen los acontecimientos de la trama. Si a esto le sumamos una atmósfera lograda -onírica en ciertos momentos- y unas buenas interpretaciones obtenemos una narración clásica a la que, curiosamente, no lastran sus convencionalismos formales y narrativos.

Así que sí, encontraréis la típica escena con un personaje adentrándose en la oscuridad y una “alerta de susto” en letras de neón. Y sí, también aparecerá algún animal por sorpresa que hará que vuestro corazón lata más rápido. Pero también os encontraréis una historia que se nutre de los peores miedos: aquellos que son racionales, extraídos de raíz de nuestras peores pesadillas y que se alimentan de sentimientos tan humanos como la culpa y la pérdida.

Cualquiera que se haya preguntado alguna vez hasta dónde sería capaz de llegar por sus seres queridos, es posible que dé con la horma de su zapato con Cementerio de animales (y si no, recordad la experiencia de otros filmes basados en narraciones de King, como La niebla). Que la película sea capaz de transmitir tan bien ciertas encrucijadas emocionales es lo que permite hacer concesiones a otros aspectos más previsibles de la obra.

Cementerio de animales

¿Y qué opina Stephen King?

Siendo Stephen King un autor tan prolífico -y de ideas francamente atractivas- es normal que sus libros sean continuamente adaptados a la gran pantalla. El escritor no siempre se ha mostrado satisfecho con dichas adaptaciones -es célebre el caso de El resplandor-, pero con Cementerio de animales ha reaccionado con entusiasmo. En sus palabras, el filme constituye un producto “adulto y maduro” a efectos de terror.

Ya os advierto que hay cambios respecto a la novela, aunque concuerdo con King en que la modificación principal es bastante lógica a efectos de dramatismo y coherencia. Por cierto, desconozco si el papel que juega Zelda, la hermana de Rachel, es el mismo en la novela -si habéis leído Cementerio de animales me encantaría que lo dejarais en los comentarios-, pero ya os digo que pocas veces una historia con una premisa tan rápida de contar me ha provocado tantos escalofríos.

Cementerio de animales

Territorios ambiguos

En cuanto al elenco de Cementerio de animales, tanto Jason Clarke (El amanecer del planeta de los simios) como Jeté Laurence (en el papel de Ellie) están muy convincentes en sus roles, sin olvidar la siempre agradable presencia de John Lithgow, el nuevo vecino de la familia que esconde más de un secreto.

Cementerio de animales constituye el bocado perfecto antes de ir a encontrarnos con  IT parte 2; una historia tensa y bien armada, que lanza un mensaje ambiguo al que darle vueltas tras su visionado y que se disfruta con un entusiasmo similar al de King ideando nuevas tretas con las que torturar a sus personajes.

Ficha Cementerio de animales Filmaffinity

Trailer Cementerio de animales (yo, si fuera vosotros, no lo vería, porque destripa TODO)

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

1 Response

  1. hemosvisto dice:

    Leí «Cementerio de Animales» hace muchos años, y el maestro King me puso los pelos de punta, quizá porque siempre he tenido animales en casa, pero esta novela suya me llegó y mucho. Ahora, no se si estoy preparado para ver la adaptación al cine, ya que, o como siempre se queda tan corta que me decepciona, o supera el relato gráfico del maestro… y eso me preocupa aún más.

    HemosVisto!

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's