The End of the F***ing World – dos contra el mundo

The End of the F***ing World

“Todo está inventado”. Es una de esas frases que nos gusta decir de vez en cuando porque (¡oye!) es verdad, realmente parece que el caudal de ideas novedosas está más que agotado y que tan sólo hay que seguir tirando del sedal de aquellas historias que funcionan mejor entre la audiencia. Pero también es cierto que, de vez en cuando, aparece alguna obra que nos hace decir otra frase tópica: “por qué no se me ocurrió esto a mí”. Y es entonces, cuando ves obras tan revitalizantes como The End of the F***ing World, cuando te das cuenta que aún queda espacio para los revulsivos.

Alyssa (Jessica Barden) y James (Alex Lawther). Dos jóvenes que condensan en sus personalidades llenas de ramificaciones todos el hastío de la generación Z, que es en realidad el malestar heredado de tantas otras generaciones que, cuando fueron jóvenes, presentaron su dosis de rebeldía y cóctel hormonal a la hipocresía de los adultos y al descenso en picado de la sociedad en general. Él, con un instinto asesino que le obsesiona, ella, insolente y bocazas sin remedio. Ambos conforman una improbable pareja, pero el deseo de romper con lo establecido y el devenir de los acontecimientos les convierten en unos peculiares compañeros de viaje. 

The End of the F***ing World es el tipo de producción que goza de ese “algo” a veces tan difícil de definir que la hace irresistible para buena parte del público. James y, especialmente, Alyssa, resultan tan sobradamente carismáticos que como espectadores tenemos la sensación de que les seguiríamos a donde fuera, incluso a pesar de que Alyssa suele comportarse de una manera tan irritante que roza el límite (y se columpia un poco en él, para qué engañarnos). La serie sabe mantener lo suficientemente bien los tempos como enviar al personaje constantemente fuera de juego y hacerlo volver una y otra vez, lo que tanto a nosotros como al propio James nos desconcierta bastante. 

The end of the f***ing world

La serie, basada en la novela gráfica de Charles Forsman y dirigida por Jonathan Entwistle y Lucy Tcherniak, me retrotrae al delicioso descaro de Misfits, a otras parejas en huida constante como Bonnie and Clyde y, en general, a esa atmósfera inconformista de sabor algo hipster en la que el anti-héroe puede salvar el día… o destrozarlo lo suficiente como para que resulte interesante. The End of the F***ing World se nos presenta en un formato muy reducido: la miniserie completa dura menos de tres horas y se divide en capítulos de unos 20 minutos, con lo cual ofrece el formato perfecto para una maratón. En un lapso de tiempo relativamente corto disfrutamos de la evolución y sinsabores de dos personajes que, a pesar de lo que puedan aparentar, se sienten perdidos y faltos de amor. Es curioso como la serie, que no escatima en diálogos afilados y situaciones violentas, es capaz de conseguir momentos verdaderamente repletos de dulzura; también lo es como logran que dos personajes tan extremos se sientan muy humanos y merecedores de nuestra simpatía.

The End of the F***ing World no gustará a todo el mundo. A algunos les desagradará realmente por su estética hipster, por su estado de crispación adolescente constante, por no aportar nada nuevo en cuanto a trama se refiere. A otros, simplemente, les desagradará por motivos bastante más cuestionables, como el sobadísimo término de la “pretenciosidad” o por ser tan rabiosamente “cool” que los haters se verán inmediatamente impelidos a demostrar su menosprecio.

El resto es muy posible que caiga rendido ante el encanto del combo James-Alyssa, por su química demencial, por su ambientación norteamericana y su mala uva británica, por su disección amarga del mundo adolescente, por sus momentos de surrealismo referencial (hay instantes del dúo de policías que, sencillamente, remiten a Twin Peaks) o porque pese al comportamiento subversivo de los dos protagonistas, ambos emanan el tipo de inocencia ante la vida que corre el riesgo constante de resquebrajarse. Por favor, James y Alyssa, nunca os convirtáis en adultos.

[amazon_link asins=’0571347894′ template=’ProductCarousel’ store=’noems22-21′ marketplace=’ES’ link_id=’46f5a13c-64de-11e8-8fdd-fb8b5aab61ea’]

Ficha  The End of the F***ing World Filmaffinity

Trailer  The End of the F***ing World

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's