‘Cómo conocí a vuestra madre’ – mejores momentos de la serie

Mejores momentos de Cómo conocí a vuestra madre

Cómo conocí a vuestra madre es una serie que nos acompañó durante nada más ni nada menos que 9 temporadas. Durante más de 200 episodios nos enamoramos de Ted, Marshall, Lily, Barney y Robin. Sin embargo, varios aspectos hicieron que la sucesora natural de Friends rompiera unos cuantos corazones entre los fans. La serie se fue alargando de forma incomprensible, dilatando tramas hasta el absurdo y haciendo que la frescura de sus primeras temporadas se diluyera a marchas forzadas. Para colmo, su desenlace y la resolución de la misteriosa Madre no contentaron a todo el mundo -más bien al contrario-. Aun así, es innegable que Cómo conocí a vuestra madre se ganó un puesto de honor entre las sitcoms gracias a sus momentos brillantes y divertidos.

Por eso y a pesar del sabor agridulce del final de la serie, he recopilado los mejores momentos de Cómo conocí a vuestra madre. Así que ponte cómodo/a y prepárate para revivir algunos de los instantes más memorables. También, puedes dejarme en los comentarios si tienes un momento favorito distinto que no aparezca en la lista. Evidentemente, esta recopilación está plagada de spoilers de la serie, así que si todavía no la has visto, deja de leer justo aquí.  

Los mejores momentos de Cómo conocí a vuestra madre

T1E11: La limusina. El beso entre Ted y Robin en fin de año

El romance entre Ted y Robin nos tuvo en ascuas durante 9 temporadas. Sus decenas de idas y venidas contribuyeron a disminuir gran parte de su encanto inicial. Sin embargo, la química existía, especialmente durante los primeros compases de la serie, cuando Robin tenía las ideas más claras y Ted aún no navegaba en las aguas del cinismo. Y este beso entre ambos lo demuestra.

T1E15. Noche de juegos: El origen de Barney

Probablemente, Barney sea el personaje que mejores momentos nos ha brindado a lo largo de la serie. En este capítulo nos enteramos de que Barney era un joven inocente y enamorado antes de convertirse en un mujeriego bastante cínico. Su transformación de hippy a empresario trajeado es uno de los clips más divertidos de toda la serie.

T1E21: Leche. La mujer perfecta

Justo antes de uno de los momentos más esperados en los primeros compases de la serie, Ted está a punto de entrar en un restaurante para conocer a su cita perfecta. Suena la maravillosa canción de Roxy Music, Mother of Pearl, y Ted comprende que le da igual quién esté esperándole dentro. Su mujer perfecta es Robin, y nada cambiará ese hecho. 

T1E22: Vamos. Desenlaces agridulces

Por fin. Después de una larga temporada con Ted y Robin sin coincidir en su “estado vital”, finalmente se besan y empiezan una relación. Es un momento muy dulce -aunque que Ted lo consiga tan rápido no hace presagiar nada bueno-, pero la serie nos regala el contrapunto perfecto. La idílica pareja formada por Marshall y Lily se separa con la decisión de ella de mudarse a San Francisco. La imagen de un Ted rebosante de felicidad encontrándose con un abatido Marshall bajo la lluvia es una de las más icónicas de la serie. 

T2E9. La apuesta. ‘Let’s go to the Mall’

¿Qué sería de una lista de mejores momentos de Cómo conocí a vuestra madre sin el Let’s go to the mall? Son varios los videoclips de Robin Sparkles a lo largo de la serie, pero ninguno fue tan genial como éste parodiando la estética más ochentera. Descubrir el pasado de Robin como estrella juvenil canadiense y el inicio de las bofetadas de Marshall a Barney no tiene precio. 

T2E19. Despedida de soltero. Un regalo inesperado

Robin quiere sorprender a Lily con un regalo picante en su despedida de soltera. Sin embargo, al darse cuenta que la media de edad de la fiesta es más elevada de lo que pensaba, termina cambiando la etiqueta de su regalo. Contemplar a la abuela de Lily describiendo su “máquina de coser” es uno de los mejores momentos cómicos de la segunda temporada. 

T3E9. Día de Acción de Tortas. La bofetada de Slapsgiving 

Por supuesto, no podían faltar. Las bofetadas de Marshall a Barney son uno de los greatest hits de la serie, dando lugar a situaciones muy divertidas. Uno de los más míticos pertenece a un accidentado día de Acción de Gracias en el que todos los personajes tienen su oportunidad para abofetear a Barney -aunque sólo uno lo lleva a cabo-. 

T3E13. Diez sesiones. La cita exprés de Stella y Ted

A pesar de lo mal que terminó, la relación entre Stella y Ted nos dejó grandes momentos. Sin duda uno de los clips más románticos de la serie es la cita exprés que Ted logra organizar para una Stella desbordada por el trabajo. Dos minutos son más que suficiente para demostrar un gran gesto.

T4E7. No es el día del padre. Ensayando para ser padres

No todo iban a ser grandes momentos en esta lista. Uno de los momentos más hilarantes de Cómo conocí a vuestra madre es cuando Lily se emborracha y termina colándose en el trabajo de Marshall. Los intentos de éste por llevar a cabo una presentación frente a sus clientes mientras Lily le boicotea inconscientemente no tienen precio. 

T4E13. Tres días de nieve. Una banda para Lily

Marshall y Lily SON la pareja por antonomasia. A pesar de todas las dificultades son el mejor ejemplo de que el amor verdadero -y perdurable- es posible. Y es por momentos como éste, cuando Marshall contrata una banda para Lily para darle la bienvenida en el aeropuerto, por los que se volvieron una de las parejas más queridas de la televisión (con perdón de Pam y Jim en The Office).  

T6E13: Malas noticias. La muerte del padre de Marshall

Si bien Cómo conocía a vuestra madre es una serie claramente marcada por la comedia, ciertos momentos brindan drama -y una dosis de realidad- al show. El mayor jarro de agua fría fue la muerte del padre de Marshall, un momento excelentemente conducido a través de una cuenta atrás que dura todo el episodio. Las interpretaciones de Alyson Hannigan y Jason Segel fueron clave para lograr que este instante fuera devastador. Eso y la frase “no estoy preparado para esto”. Por cierto, Segel no sabía qué le iba a decir el personaje de Lily al salir del coche y su actuación es improvisada. Sin duda, de los mejores momentos de Cómo conocí a vuestra madre

T7E10. Tic, tic, tic. El tiempo se congela

Por muy extremo que siempre haya sido el personaje de Barney, en ocasiones los guionistas han sabido equilibrarlo con muy buena mano. Uno de los momentos en los que es más fácil sentir empatía -y pena- por el personaje es cuando, justo después de romper con Nora, Barney espera a Robin en el bar. Sin embargo, Robin no ha sido capaz de dejar a su pareja y el tiempo para el pobre Barney se detiene completamente. 

T7E12. Iluminación sinfónica. Ted anima a Robin

Siempre fue Robin, por muchas vueltas que la serie diera para llegar hasta allí. Mi descontento con la serie no se basa en su plano final, sino en la forma tan desastrosa de tratar al encantador personaje de La Madre tras tanto tiempo queriendo conocerlo. Sin embargo, momentos como en el que Ted anima a Robin con las luces de Navidad dejaban muy claro el camino a seguir. Robin descubriendo que no puede tener hijos es uno de los momentos más amargos de Cómo conocí a vuestra madre. 

T8E12. La última página, 2ª parte. “El Robin”.

Sí, sabemos que Cómo conocí a vuestra madre no sólo roza sino que supera a menudo la línea entre lo real y lo surrealista. “El Robin” no sólo no es creíble, sino totalmente imposible, ya que se basa en acciones de la propia Robin imposibles de prever. Sin embargo, esto nos da igual. Aceptamos la serie por sus locuras, especialmente si vienen del personaje más demencial de todos. Un acto romántico a la altura de las vueltas que había dado la relación entre ambos personajes. 

T8E20: Viajeros en el tiempo. 45 días más

Resulta curioso que uno de los capítulos que detesté más de partida fuera éste. La conversación entre los Teds y los Barneys de diferentes líneas temporales se me hizo muy pesada y, en mi opinión, evidencia lo mal que le sentaba a la serie estar alargando tramas innecesariamente. Sin embargo, justo al final, el capítulo da un giro muy interesante. En realidad Ted se encuentra solo en McLarens, porque Lily y Marshall están con Marvin y Robin y Barney siguen ocupados organizando su boda. Mientras tanto, el Ted del presente lamenta no haber conocido a La Madre ese día, ya que habría podido estar 45 días más junto a ella. Un momento realmente emotivo que da la pista más importante sobre el desenlace de la serie. 

T9E24. Juntos para siempre, 2ª parte. Cuando Barney conoce a su hija

Aunque pertenezco al club de los que opinan que el último capítulo de Cómo conocí a vuestra madre es un despropósito, hay un breve highlight muy adecuado. No se sabe muy bien cómo, Barney termina siendo padre de una niña llamada Ellie. El momento en que él la conoce tras nacer y le dice “Tú eres el amor de mi vida” es, sin duda, el mejor colofón a la evolución de Barney. Omitimos cuánto sigue doliendo el destrozo de los guionistas descartando rápidamente a Nora, a Queen e incluso a Robin tras largas tramas para que terminaran juntos en cada caso. 

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's