Your name – el nombre es la clave

Your name
Your name

Muchas veces no sabes por dónde va a venir el próximo fenómeno cinematográfico, y en el caso de Your name, si tan sólo se hubieran limitado a explicarme su trama general, jamás hubiera apostado por que se convirtiera en uno. Y aunque el anime tiene un calado cada vez más fuerte, nada me hubiera hecho pensar que se iba a convertir en una de las cintas favoritas de la temporada.

Taki y Mitsuha son dos adolescentes con vidas muy diferentes. Mitsuha vive en una zona rural de Japón, en un pueblo situado en un paraje hermoso pero que pronto se queda corto para los que cuentan con grandes ideales y sueños; por su parte, Taki es un chico que vive en el corazón de Tokyo, con todo un mundo al alcance y una rutina mucho más ajetreada que Mitsuha. Un día ambos despiertan habiendo intercambiado sus cuerpos; el fenómeno se repite de forma aleatoria, y empiezan a conocerse a través de los mensajes que se dejan cada vez que se efectúa el cambio. Hasta que un día…

El primer as en la manga que guarda Your name es el giro en la historia. De una trama tan típica y tópica como es el intercambio de cuerpos se pasa a un cambio de tercio muy notable, más teniendo en cuenta el pasado reciente de Japón y el impacto de los fenómenos ambientales en sus poblaciones. De la comedia pasamos al drama, de la historia partida pasamos a un único punto de vista que representa el viaje y la búsqueda. Taki se empeña en saber qué ha sido de Mitsuha, no sólo por los sentimientos que han ido aflorando a través de su relación atípica, sino porque ella se ha convertido en parte de su identidad.

Your Name

Ése, para mí, es el aspecto que más me ha gustado de Your name; no trata tanto de una historia de amor como de un relato de la búsqueda de la identidad y de su conservación. El título de la película resulta clave; a pesar de que para muchos pueda resultar algo baladí, lo cierto es que nuestros nombres nos ayudan a definir nuestra realidad y el papel que tomamos en ella. Cuando alguien nos llama nos sentimos inmediatamente identificados y tenemos la seguridad de saber quién somos; usamos este mecanismo desde que de niños aprendemos a garabatearlo hasta que logramos mantenerlo visible entre las brumas de la vejez. Mitsuha y Taki luchan por recordar los nombres del uno y del otro, porque sin ellos la imagen se esfuma, limitándose a un recuerdo borroso del pasado.

Más allá de reflexiones sobre la identidad, lo cierto es que Your Name también consigue ser un película bonita y conmovedora, con unos personajes con los que resulta fácil sentirse identificado. A pesar de que no comparto la opinión de muchos que sitúan esta cinta a la altura de algunas obras de Hayao Miyazaki (eso, a mi parecer, son palabras mayores), lo cierto es que Your Name logra ganarse un rincón en el corazón para que cueste olvidar su nombre.

Ficha Your Name Filmaffinity

Trailer Your Name

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's