‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ – mágica decepción

Animales fantásticos y dónde encontrarlos
20 estrenos para 2016

No soy ninguna hater de esos y esas que pululan por Internet, masacrando obras cinematográficas sin piedad, ciegos a cualquier buena cualidad que tenga una película por el simple hecho de polemizar. Los que me conocen saben que siempre intento encontrar algo bueno a los filmes que veo, incluso a los que no me apasionan, porque siempre he defendido que rodar una película, por mala que sea, conlleva más esfuerzo y trabajo que escribir una crítica poniéndola a parir. Por eso me duele tener que escribir una crítica negativa (y mucho) de un film que esperaba con ganas: estoy hablando de Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Por cierto, voy a hablar sin tapujos de Animales fantásticos…, así que si no la has visto te recomiendo que no leas lo que viene a continuación. 

Magia enrevesada

Todavía ahora, más de un día después de haberla visto, intento descifrar de qué iba esta película dirigida por David Yates y escrita por J.K. Rowling. Lo dice alguien que no iba esperando otra película más de las aventuras de Harry Potter; en absoluto, de hecho acudí esperando encontrar algo completamente diferente, que tuviese la libertad para explorar un universo mágico con muchas posibilidades y con la ventaja de partir de unos protagonistas adultos, para hallar así una historia madura y con oscuridad suficiente como para dar pie a una nueva saga. Y lo que me encontré fue…

No lo tengo claro todavía, la verdad. Creo que en Animales fantásticos… barajaron muchas posibilidades de tramas y, como al final no lograron escoger ninguna, decidieron meterlas todas. El resultado es que la suma de todo eso da un cero absoluto: no sé más de Newt Scamander de lo que me contaban en el tráiler, un chaval que tiene muchos «bichos» en su maleta, que los estudia y los cuida, que parece entenderse mejor con ellos que con los humanos. Pero… ¿y qué más? ¿Acaso dos pinceladas de que conoció a una tal Lita Lestrange (¿?) son suficientes para darle fondo? ¿O una mera mención a su estancia en Hogwarts?

Muggles y no-mags

Pasemos al resto de personajes: la actitud de Tina es errática, muchas veces incomprensible, y su relación con Creedence y los motivos de que sea relegada como auror están cogidos con pinzas. El proyecto de pastelero es quizás el personaje más carismático, aunque su relación con Queenie parece otro intento de tener que juntar a todo el mundo con alguien. La familia «raruna» de Credence ya es next level: no sé porque esa buena señora odia a los magos y conoce su existencia, no entiendo por qué si es tan polémica no le han echado un obliviate como dios manda y la han hecho callar, no sé qué le pasa a su hija que actúa como una psicópata, ni de dónde ha sacado la varita, no entiendo en qué momento Credence entabló relación con…

¡Percival Graves! De este hombre ya sí que no entiendo nada; no entiendo por qué está tan empeñado en tener el poder (¿qué poder?) de los obscurus (que por cierto, otra tema que se comprende a la mitad), no entiendo por qué se ha infiltrado en el Ministerio de Nueva York, no sé por qué se marca un Ojoloco-Tennant y qué pinta Depp-Grindewalt ahí, sinceramente.

Tampoco entiendo por qué en Nueva York son tan nazis que tienen un departamento para cargarse aurores o prisioneros, ni qué pinta la trama del futuro presidente Shaw, ni…

Animales fantásticos y todo lo demás

Está claro el problema, ¿no? Animales fantásticos… no trata ni de Scamander buscando animales fantásticos, ni de Scamander salvando a un pajarraco liberándolo en Arizona, ni de Scamander librándose de un amor del pasado enamorándose de nuevo, ni de la subida al poder de Grindelwald, ni de la purga de los magos, ni de los esfuerzos de estos por protegerse de los nomag. Va de todo a la vez y resulta incomprensible y tremendamente irregular; pretende mantener un tono ligero y después se va a la oscuridad más absoluta con los crímenes y los obscurus (que, repito, no han podido estar peor explicados).

Si algo bueno tenía la saga Harry Potter era la progresión; las películas cada vez fueron siendo más oscuras y adultas, al mismo tiempo que nosotros crecíamos. Y ahora, ya como adulta, me he encontrado una película con un grave trastorno de identidad y unas ganas locas de explotar una gallina de los huevos de oro que ya parecía extinta. Qué pena, madre mía.

Ficha Animales fantásticos y dónde encontrarlos Filmaffinity

Trailer Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's