«The Gentlemen: Los señores de la mafia» – entre capos anda el juego

The Gentlemen: Los señores de la mafia

El regreso de Guy Ritchie sabe a receta familiar, para qué negarlo. En mi caso, debo decir que lo agradezco. No sé vosotros, pero tras Rey Arturo: La leyenda de Excalibur y Aladdin, echaba de menos ese gamberrismo de los bajos fondos aderezado de una dialéctica del poder algo descerebrada. Y si el nuevo plato incluye a un plantel en estado de gracia, buenos golpes de humor y te entretiene de principio a fin, ¿qué más se puede pedir? Bienvenido/as a The Gentlemen: Los señores de la Mafia

Como locos a por la pasta

Mickey Pearson (Matthew McConaughey) es un poderoso capo de la droga que ha decidido vender su negocio para gozar de una merecida jubilación junto a su mujer Rosalind (Michelle Dockery). Sin embargo, la transacción se complicará cuando varias mafias decidan intervenir para llevarse su tajada del pastel. 

Resulta difícil hacer a alguien partícipe del atractivo de The Gentlemen basándome únicamente en el “de qué va”. El de Ritchie, como el cine de tantos otros directores, basa su atractivo en cierto descaro juguetón -nada ofensivo, pero lo suficientemente carismático como para imprimir un estilo personal-. Desde luego, es necesario conocer “ese algo más” partiendo de una sinopsis que puede ser enfocada desde tantos tonos diferentes.

The Gentlemen: señores de la mafia

Si ya has visto alguna película de Guy Ritchie, supongo que no te sorprenderá saber que el montaje -especialmente ingenioso durante los primeros compases de la cinta- tiene un papel determinante en el disfrute del espectador. La cinta, además, establece un doble juego narrativo de la mano del periodista sin escrúpulos y picarón interpretado por Hugh Grant, protagonista de algunos de los momentos más hilarantes de la cinta.

Los señores cool de la mafia 

Sí, volvemos a hablar de drogas, de mafiosos y de machetazos por la espalda, pero lo cierto es que The Gentlemen tiene cierto sabor a novedad a pesar de la reiteración de escenarios comunes. Quizás se deba a que, aunque sea difícil no recordar Snatch: Cerdos y diamantes o RocknRolla, esta historia es servida de forma más depurada y haciendo gala de un ingenio que sobrevuela buena parte de la película. 

En cuanto a su reparto, parece disfrutar de estar formando parte de algo “cool” -y también estrambótico en cierta manera-. Colin Farrell interpreta a un personaje brutal pero cómicamente honesto, hecho a la medida del actor. Charlie Hunnam también brilla como la mano derecha de Mickey, un McConaughey en su salsa en este tipo de papeles. Y cabe destacar a una Michelle Dockery rebosante de carisma y fuerza, un papel que -menos mal- goza de entidad y atractivo propios en un plantel prácticamente masculino. 

The Gentlemen no es un film para que te cuestiones sus giros, sino para que te dejes llevar por ellos y te carcajees en el proceso. No tiene desperdicio; ni siquiera sus cannábicos títulos de créditos.

Ficha The Gentlemen: Los señores de la mafia en Filmaffinity

Trailer The Gentlemen: Los señores de la mafia

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

2 Respuestas

  1. hemosvisto dice:

    El solo hecho de que esté McConaughey me hace plantear ver esta cinta cuando se estrene en España (es un hombre que, como el buen vino, mejora con el tiempo). Totalmente anotada para dejarse llevar por los giros.

    HemosVisto!

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's