‘The Lure’ – el reverso oscuro de Ariel

The Lure

Para precalentar el periodo previo al Festival de Sitges 2018 se me ha ocurrido ver The Lure, cinta polaca disponible en la plataforma Filmin, que constituye una revisión del cuento de La Sirenita en tintes macabos. Un acercamiento que, a pesar de su enfoque menos dulce, resulta más cercano a la historia original de Hans Christian Andersen que la versión Disney con la que crecimos muchos y muchas de nosotros.

El canto de la sirena

Golden (Michalina Olszanska) y Silver (Marta Mazurek) son dos hermanas sirenas que salen del mar atraídas por la música de una familia polaca dedicada al negocio del vodevil. Las nereidas empezarán a trabajar en su club nocturno, descubriendo el mundo de los humanos, escogiendo entre luchar o dejarse llevar por sus instintos naturales de seres de otro mundo.

Lo primero que llama la atención de esta sorprendente cinta de Agnieszka Smoczynska es la mezcla de géneros, algo que queda patente desde el mismo inicio de The Lure. La presentación en sociedad de las sirenas se lleva a cabo con una luminosa escena musical, que más tarde contrasta con su rutina en el club, plagada de canciones sexualizadas y sucesos macabros. Aunque la mezcla entre extravagancia y candidez de este film polaco hace pensar tanto en Rocky Horror Picture Show como en, de forma muy lejana, Los paraguas de Cherburgo, lo cierto es que la referencia más similar que acude a mi mente es la de Repo, the genetic opera, otro musical con ingredientes de sci-fi y soft gore.

The Lure

The Lure, fantasía extravagante

The Lure puede resultar algo chocante desde sus primeros compases, aunque lo cierto es que funciona bien la mayor parte del tiempo, haciendo que lo extraordinario converja rápidamente a lo extravagante. A medida que las nereidas se sumergen en el contexto desfasado del local, la actitud del entorno deja de sorprenderse por sus colas de sirena. Lo que en realidad llama la atención -y esto suena rabiosamente humano- son las aptitudes musicales de las muchacha y sus posibilidades a la hora de generar dinero. 

Golden y Silver reflejan erotismo e inocencia, y sus actitudes difieren a la hora de adaptarse al nuevo medio. Y es que, como no podía ser de otra manera, toca preguntarse quién es realmente el monstruo de la función viendo las intenciones de quiénes rodean a las sirenas. Golden no duda en seguir su instinto más primitivo, mientras que Silver muestra una mayor fascinación por el nuevo mundo que la rodea, hasta el punto de enamorarse. Una decisión que podría significar su perdición, ya que las sirenas no pueden rendirse al amor sin poner en riesgo su integridad. 

The Lure

Este reverso dramático es, precisamente, la parte que La Sirenita omitió contarnos: el verdadero peligro que entraña fiarse de los seres humanos y depositar el corazón en ellos.

A pesar de su extravagancia, The Lure es capaz de mostrar cierta dulzura a la hora de mostrar un cuento sin hadas con muchísimos vaivenes y contrastes, tanto en la puesta en escena como en el tono. Es una propuesta que resulta muy arriesgada y que a mí no me termina de chirriar del todo, aunque sí es cierto que la cinta navega entre aguas demasiado dispares en ciertos momentos. Sin embargo, eso no quita que su encanto nos haga posible quedar atrapados por el canto de la sirena.

Ficha The Lure Filmaffinity

Trailer The Lure

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's