Gorrión rojo – sobrevivir cueste lo que cueste

Gorrión rojo

Es difícil, al menos para mí, resistirme a una propuesta que tenga entre sus protagonistas a Jennifer Lawrence, una de esas actrices capaces de atarte metafóricamente a la silla como espectador gracias a su belleza y a sus capacidades interpretativas, estas últimas puestas en duda constantemente desde que la pobre chica se hizo famosa con Los juegos del hambre. Después de su nominación a los Razzies por Mother!, lo cual me parece una simple y llana aberración dado que, a mi juicio, es la mejor interpretación de la carrera de Lawrence hasta el momento, la joven ha protagonizado el film que nos ocupa, Gorrión rojo, un thriller de espías que me ha gustado sobre todo por no ser tan políticamente correcta como esperaba.

Dominika es una bailarina de prestigio que, tras sufrir una grave lesión y verse imposibilitada para continuar ejerciendo su oficio, se ve obligada a aceptar la oferta de su tío para hacer de infiltrada en una operación. Los acontecimientos hacen que acabe siendo testigo de un suceso que la pone en el punto de mira; a partir de ahí, Dominika deberá luchar por sobrevivir y tratar de no dar ningún paso en falso en medio de la compleja trama a la cual se ve absorbida.

Gorrión rojo

Teniendo en cuenta el material de base, el director de Gorrión Rojo podría haberse limitado a centrarse única y exclusivamente en el incuestionable atractivo de Lawrence y a usar su sensualidad como principal reclamo de este film de espías, como si de una Matahari moderna se tratase. Sin embargo, sin bien la sexualidad y los impulsos más primarios están muy presentes en la cinta, también es cierto que la película opta por enfangarse en terrenos más sucios y menos seductores, haciéndonos sentir la crudeza de un mundo sin escrúpulos donde cualquier cosa puede suceder, incluso lo más escabroso. No nos engañemos; nadie se encandalizará por ninguna de las escenas del film, pero al menos tampoco quedará impertérrito como si de una obra con el piloto automático puesto se tratara.

Si bien se ha tildado Gorrión Rojo de aportar un falso – y pernicioso – feminismo basado en la humillación y sometimiento de la mujer puesto que Dominika usa su cuerpo para seducir y engañar, a mí esta serie de argumentos en un film donde el espionaje, por elegante, no renuncia a su estado de alerta permanente, no me convencen en absoluto. Hay que tener en cuenta que las cuestiones de igualdad para las mujeres no deben confundirse con la simple lógica biológica: no sé cómo lo veis el resto, pero yo, como mujer, en un combate de igual a igual, no podría ganar a un hombre por razones de simple constitución. Y cuando falla la fuerza es necesario echar mano del ingenio, y si eso significa utilizar las armas de las que dispones; a mí me perdonen, pero no me parece una cuestión de sexismo, sino de pura lógica. Volviendo a Gorrión Rojo, incluso teniendo a un personaje como Dominika que es sexualizado una y otra vez por su entorno, ella lucha por actuar de la manera que cree correcta, incluso en medio en mitad de una incierta lucha por la supervivencia.

La puesta en escena del film de Francis Lawrence me ha gustado particularmente; en ocasiones es fría y distante, como los propios personajes tratando de no mostrar sus cartas, y otra veces es cálida, pero no acogedora, sino visceral, cuando las máscaras caen y el ser humano muestra su cara más primitiva. Lawrence y Edgerton están más que correctos en sus papeles; lo de ella no llega a tour de force pero resulta convincente – y no estridente – en su papel, uno que a muchas podría chirriarle. Él, por su parte, resulta efectivo tanto en la austeridad como en la sutileza de los sentimientos, algo que, como verán aquellos que disfruten del film, tiene su lugar incluso en los juegos de mascaradas.

PD: me encanta la pequeña aparición de Sergei Polunin haciendo, como no, de bailarín.

[ratings]

[amazon_link asins=’B07B99CQG9′ template=’ProductCarousel’ store=’noems22-21′ marketplace=’ES’ link_id=’f6e097a7-6280-11e8-90df-03f363aec285′]

Ficha Gorrión Rojo Filmaffinity

Trailer Gorrión Rojo 

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's