The End of the F***ing World – dos contra el mundo

“Todo está inventado”. Es una de esas frases que nos gusta decir de vez en cuando porque (¡oye!) es verdad, realmente parece que el caudal de ideas novedosas está más que agotado y que tan sólo hay que seguir tirando del sedal de aquellas historias que funcionan mejor entre la audiencia. Pero también es cierto …

Salir de la versión móvil