Mother! – generosa maldición

mother

Las reacciones a una película como Mother! son pura exaltación: algunos la detestan y a otros les fascina. Yo, que nunca se me ha dado bien desentrañar alegorías y sentidos ocultos en los filmes, suelo dejarme llevar, sin interpretaciones de por medio. Al acabar películas como ésta de Darren Aronofsky surge una sensación particular, como si algún estímulo hubiera presionado una tecla determinada en tu cabeza.

No hace falta escudriñar demasiado en la cartelera para observar que el cine cada vez nos ofrece menos oportunidades de vivir sensaciones desconcertantes o mínimamente demandantes como ésta. Las circunstancias se nos presentan mascadas y bien mascadas, sin lugar a la interpretación. Y aunque creo que a veces buscamos dobles sentidos donde no los hay -somos expertos añadiendo trascendencia a las obras- es agradable que una película como Mother! no se limite a ser olvidada nada más abandonar la sala de cine.

Nueva vuelta de tuerca psicológica

Partiré de la base que Darren Aronofsky me parece un director cuyas ideas me resultan a menudo estimulantes; no todas sus películas me han apasionado (Noé y La fuente de la vida) pero otras, tras su visionado, han permanecido en mi mente de forma insistente (sería el caso de Réquiem por un sueño, Cisne negro y, ahora, Mother!). Ésta última ha llegado a un nuevo nivel, el de causarme desconcierto durante buena parte del metraje pero sin que por ello tuviera la sensación de incomodidad que puede surgir al no captar completamente que ves.

Más bien, nos encontraríamos ante la clase de fascinación in crescendo que dura hasta el último plano de la película. Algo similar, salvando las distancias, a la experiencia que una puede sentir viendo Mulholland drive por primera vez.

En Mother! un hombre (Javier Bardem) y una mujer (Jennifer Lawrence) conviven en una casa aislada en un entorno natural. Él es un escritor en plena crisis creativa; ella trata de facilitar la tarea haciendo de la casa un lugar confortable y hermoso. Y un día llaman a la puerta y empiezan las visitas inesperadas.

Madre! Darren Aronofsky

Desentrañando mother!

La mejor manera de enfrentarse a Mother! sería dejándose llevar por su atmósfera ominosa. La casa y las paredes respiran y murmuran los secretos que nadie más parece saber, dejando en ciernes lo que está por llegar. Existe un extrañamiento, lo compartes con Ella -interpretada de forma espléndida por Jennifer Lawrence, en uno de los mejores papeles que le he visto hasta el momento- y haces que su mirada y la tuya sean una.

Observas el interior de la casa y entiendes la incomodidad de Ella ante las visitas que irrumpen en su tranquilidad. La increpan y llenan de dudas, corrompiendo la paz con violencia. Para hablar de mother! se ha mencionado a Caín y Abel, a Dios y a la Naturaleza, a la Creación y a la Destrucción, pero sobre todo habría que centrarse en el espíritu humano y su (pobre) relación con la naturaleza. Las metáforas sobre la fuente de la vida y su conflicto permanente con la ambición humana devienen un conflicto que se inflama hasta explotar en un incómodo clímax.

Madre! Darren Aronofsky

Tour psicológico

Si tuviera que ponerle alguna pega a Mother! sería en relación a su incesante búsqueda de la tensión en esos tours interminables por las estancias. Parece que el film se ve obligado a incidir en la idea de suspense, cuando la inquietud ya está servida sin la necesidad de mecanismos tan manidos.

Sé que muchos detestan propuestas así y que tildan de pretencioso un filme que se desliga en gran parte de la idea popular de lo que debe conformar una historia. A mí, Mother! me resulta fascinante, tanto como el hecho que una película sea capaz de crear debate y de provocar opiniones tan opuestas.

He disfrutado del desvarío en que nos vemos inmersos y adoro no encontrarle un solo sentido sino muchos y ninguno al mismo tiempo. Si a ello le sumas las interpretaciones ofrecidas por Javier Bardem y, repito, por una fantástica Jennifer Lawrence, obtenemos una cinta diferente que afrontar con otra mirada y la mente muy abierta.

Lo más increíble de Mother! es que, sabiendo que has visto una locura en pantalla, no resulta algo tan alejado de la realidad en la que vivimos.

Ficha Mother! Filmaffinity

Trailer Mother!

[amazon_link asins=’B076HG44X5′ template=’ProductCarousel’ store=’noems22-21′ marketplace=’ES’ link_id=’79b5301b-3e85-11e8-8541-f3b6387d740c’]

Noemí Escribano

Comunicadora Audiovisual, lectora voraz y procrastinadora nata.

1 respuesta

  1. Hemosvisto dice:

    Hola Noemi!
    La verdad es que por ese mismo motivo que nos dices al final («no parece algo tan alejado de la realidad en la que vivimos») me dió, en su momento, bastante miedo ir al cine a verla. De todas formas, la tengo en lista para cuando salga en DVD/digital, lanzarme a ella.
    Muy buena crítica.
    Gracias y Saludos

    HemosVisto!

Deja un comentario

SHEIN Many GEO's